Una Familia asociada para truchar compactos en Rosario.


Tenían montada una rentable empresa en la que duplicaban discos, películas y programas de computación.
Nota publicada por el Diario LA CAPITAL en la fecha 29 de Julio del 2006.


La familia tenía un buen pasar económico y no deparaba sospechas entre sus vecinos y allegados. Sin embargo, tres de sus miembros terminaron presos la noche del jueves imputados de integrar una asociación ilícita dedicada a cometer delitos contra la propiedad intelectual. Es que tenían montada una aceitada empresa en la cual duplicaban y vendían discos compactos, películas en DVD, programas de computación y juegos para PC entre otras cosas. Según fuentes de la investigación, la familia operaba desde hace al menos siete años y en la actualidad tenían una capacidad operativa que les reportaba unos 8 mil pesos diarios.

La pesquisa se inició en junio pasado a partir de una denuncia radicada en el juzgado de Instrucción 8, a cargo de Juan José Pazos, por la Unión Argentina de Videoeditores. Ante el tenor de la presentación, el juez pidió la colaboración de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y los pesquisas empezaron su trabajo.

Así las cosas, entre las 16 del jueves y las 3 de la mañana de ayer, la TOE realizó cuatro allanamientos en los que resultaron detenidas otras tantas personas, familiares entre sí, aunque poco después una de ellas quedó libre.

El primer procedimiento se realizó en 24 de Septiembre al 4000. Allí los investigadores apresaron a Marta Beatriz Lobrauco, de 51 años, y secuestraron una computadora con programa para duplicación de discos compactos además de una importante cantidad de CD y DVD truchos. En segundo término, fue allanada una casa de Lavalle al 3700 donde viven la hija de Lobrauco, Anahí Guadalupe Virga, de 25 años, y su esposo, Sebastián Tamalé, de 26.

En esa vivienda funcionaba el laboratorio de la empresa familiar: había 13 computadoras con programas especiales de duplicación y un stock de 18 mil masters de CD y DVD, es decir los utilizados para las copias. La chica fue detenida allí mismo mientras que su marido fue apresado en el comercio legal que tiene en San Juan al 4000 bajo el nombre comercial de Marstech. Otro local con el mismo nombre y perteneciente a la misma empresa fue allanado en la Galería del Paseo, en peatonal Córdoba al 900. En ambos negocios se secuestraron insumos informáticos sin el estampillado correspondiente a la Aduana y una importante cantidad de compactos truchados.

Según refirieron voceros de la TOE, la empresa familiar "tenía una aceitada organización que incluía una página web en la cual recibían pedidos mediante correo electrónico tanto de la ciudad como de localidades vecinas". Además, confiaron que la familia vendía los compactos entre 3 y 10 pesos cada uno y "ha invertido sus ganancias en la compra de al menos dos colectivos, dos camiones y un utilitario con el que hacían el reparto de la mercadería".

Fuente: Diario LA CAPITAL:
Web: www.lacapital.com.ar
Fecha: 29/7/06.
0