Alarma por casos de acoso sexual a menores juninenses vía Internet (DIARIODEMOCRACIA.COM)


Afirman que afecta a niñas que no llegan a los 13 años de edad. Varios hechos ya son investigados por la Justicia y se tiene la certeza de que muchos otros aún no fueron dados a conocer.

Como si a la inseguridad no le sobraran variantes para sorprender y mortificar, de la mano de la informática se ha instalado una modalidad que amenaza con generar estragos si no es tratada a tiempo. Se trata del “grooming”, denominación otorgada al acoso que tiene como víctimas a jóvenes menores de 18 años y que se realiza de manera virtual, ya sea a través de las redes sociales más usadas del momento (Facebook, Twitter o Linkedin), de correos electrónicos o de otras plataformas cibernéticas.
En Junín, esta problemática viene creciendo a paso firme en los últimos meses. Tanto es así que en la Justicia local hay cinco casos que están siendo investigados y que han tenido como blanco de esos actos de perversión, en su mayoría, a niñas que aún no cumplieron los 13 años de edad.  
El fiscal Sergio Terrón recibió en su despacho de Tribunales a tres chicas que padecieron ese engaño virtual. Las damnificadas llegaron con sus respectivas familias tras radicar la denuncia y tras exponer sus vivencias al funcionario judicial, se encaró la investigación, que aún hoy continúa en curso.
“Por lo general, los autores de estos acosos operan desde el exterior. Son personas mayores de edad que entran a Facebook, roban la clave de la cuenta de una menor y se hacen pasar por ella, accediendo de esa manera a los contactos del usuario real. Aprovechando que las amigas de la persona estafada creen que quien les está hablando es su compañera de siempre, el impostor empieza a proponerle juegos, que pueden cobrar un tono cada vez mayor si sus interlocutoras tienen la computadora en su habitación, lejos de la vigilancia de los padres”, detalló Terrón.
Pero el accionar del acosador no termina ahí, puesto que casi siempre esos momentos quedan inmortalizados en cámaras web y las imágenes son utilizadas por el delincuente para extorsionar a las niñas a no abandonar la “sesión erótica”, bajo amenaza de hacer circular la filmación.
“Esto perturba a las víctimas, que se ven acorraladas por el dilema de continuar con un jueguito que ya no tiene nada de gracioso o confesarle todo a sus padres. Algunas han escogido esta última opción, avergonzadas pero a la vez comprendidas por sus allegados, y eso dio curso a las averiguaciones que estamos llevando adelante”, le explicó Terrón a Democracia.
El fiscal aclaró que dar con los culpables de estas operatorias no es fácil porque “van cambiando de lugar a cada momento, no lo hacen desde una computadora única y se cuidan mucho de no dejar rastros técnicos que permitan localizarlos”.
Cada vez más común
“Sabemos que hay más hechos de esta índole que no fueron denunciados”, dijo Andrés Rosa, director de la Oficina de Asistencia a la Víctima de nuestra ciudad.
Rosa apuntó que se viene trabajando en la detección de acosadores virtuales desde noviembre del año 2011, a partir de cinco denuncias, manteniendo contactos con las familias para asistirlos en todo lo que necesiten, haciendo de vínculo con el Ministerio Público Fiscal.
A partir de la magnitud que tiene este fenómeno, Rosa destacó que junto con el secretario de Seguridad, Víctor Knappe, y la directora de Educación, Cristina Cavallo, tienen puesta la mirada en la escuela porque cada vez es mayor el uso de Internet como recurso para el estudio.
Fecha: 14/07/2013
0