Los diez mandamientos del Comercio Electrónico en Argentina y en el Extranjero.


1) Al comprar en sitios argentinos tendrá los mismos derechos que al comerciar en negocios tradicionales. Adquirir productos del exterior implica costos adicionales como gastos de envío, seguro, etc. Además, la legislación argentina no puede aplicarse a empresas radicadas en el extranjero. 

2) Los precios que generalmente aparecen publicados en sitios extranjeros no incluyen los impuestos de importación ni el IVA. Muchas veces tampoco incluyen los gastos de flete. 

3) Lea y conserve (imprimiéndolos o grabándolos) los términos y condiciones del contrato de transacción. La empresa debe informar el precio total del bien, las condiciones de pago y las garantías.

4) Revise la política de la compañía con respecto a la protección de la información personal. Hay que tener en cuenta que las políticas de privacidad y seguridad son voluntarias. Muchas empresas utilizan la información que obtienen de sus compradores para otros propósitos como, por ejemplo, campañas publicitarias vía e-mail y listas de promociones. 

5) Generalmente, los comercios virtuales envían una confirmación por la red con las características de la compra que realizamos; guardemos una copia impresa para hacer un buen control de las mismas incluyendo la dirección del sitio en donde hicimos la adquisición

6) Si la empresa es nacional hay que verificar que conste el nombre, el domicilio y el número de CUIT de la misma. (Ver Nota relacionada Vender por Internet: Contenidos Legales Mínimos de los Sitios
 http://derechoinformaticoynuevastecnologias.blogspot.com.ar/2012/02/vender-por-internet-contenidos-legales.html)

7) Las ventas realizadas a través de Internet se consideran ventas domiciliarias. Así lo establece la Ley 24.240. Por ello tiene un plazo de 5 corridos días para arrepentirse de la operación y dejarla sin efecto. Este hecho no genera ningún tipo de costo y se podrá poner en práctica siempre que el bien o servicio no haya sido utilizado y se devuelva en perfectas condiciones. Este derecho es irrenunciable y la empresa lo debe informar por escrito en toda la documentación que brinde con motivo de la venta. 

8) Hay que tener cuidado al elegir puesto que muchas veces la imagen del producto que se percibe en el monitor puede ser muy diferente a la realidad. 

9) Una vez que haya dado el consentimiento para hacer un pago con la tarjeta de crédito no podrá deshacer la operación de compra pidiéndole al banco que cancele la misma. Estas instituciones son ajenas a los problemas que pudieran surgir de la adquisición del producto. OJO: tiene que usarse servidores seguros al ingresar los datos de la tarjeta https://......

10) Muchos comercios virtuales, piden una registración antes de comprar, y por lo general piden una contraseña. Hay que mantenerlas en secreto de la misma manera que lo hacemos con la clave del cajero automático. Además, es conveniente cambiar dichos códigos de forma imprevisible y en lapsos no regulares.

Fuente de los diez mandamientos: Defensa del Consumidor
http://www.defiendase.com/muestranota.asp?id=1050&ant=
0