Derecho al olvido para los menores (DIARIOBAE.COM)

Desde el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes se ajusta un proyecto para borrar los datos de chicos y chicas que aparecen en los motores de búsqueda. BAE Judicial tuvo acceso en exclusiva a la iniciativa.

El acoso entre jóvenes en las redes es uno de los problemas más graves a los que se enfrenta internet
El acoso entre jóvenes en las redes es uno de los problemas más graves a los que se enfrenta internet.

Días atrás, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) convalidó el llamado “derecho al olvido” en Internet, lo cual implica que si un motor de búsqueda encuentra datos personales y el afectado considera que esa información es obsoleta o lo está perjudicando, puede exigir que se borre todo lo que se haya almacenado hasta el momento en los servidores. El caso que sentó precedente fue el de un español que en 2010 aparecía en Internet como deudor y una de sus propiedades fue puesta en subasta pública en 1998. El hombre resolvió sus problemas financieros, pero seguía apareciendo, en las búsquedas, asociado a ese problema. Finalmente el español ganó el caso y los buscadores debieron borrar cantidad de links en los que se lo vinculaba.

En este contexto, días atrás el impulso europeo de implementar el llamado “derecho al olvido”, sumado a la audiencia pública de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la que se buscó avanzar para delimitar la responsabilidad de los buscadores de Internet, abrieron el debate en torno de los derechos y limitaciones que existen en la Red.

 

El acoso entre jóvenes en las redes es uno de los problemas más graves a los que se enfrenta internet
El acoso entre jóvenes en las redes es uno de los problemas más graves a los que se enfrenta internet

En conversación exclusiva con BAE Judicial, Guadalupe Tagliaferri, presidenta del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y adolescentes, anticipó que se encuentra trabajando en un cuidadoso proyecto para que el derecho al olvido sea aplicado también a casos de menores que se vean afectados por la publicación de determinada información en la Red. Se trata, sin dudas, de una novedosa iniciativa que busca poner en primer plano el derecho de los chicos, que también se pueden ver afectados por la publicación de fotos, textos agraviantes o demás cuestiones que puedan colgarse de la Red y que afecte a un menor.

Lo cierto es que el tema que se estableció en las últimas semanas en el centro de debate mundial, hoy se analiza desde otro foco: la protección de la infancia. “Buscamos dar promoción y fortalecer la protección de los derechos de los niños, y sobre todo informar y concientizar a los padres sobre este tema, particularmente en lo que está relacionado a Internet, donde hoy hay mucho desconocimiento”, explica Tagliaferri a BAE Judicial.

En este contexto, desde Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, su titular se encuentra ultimando detalles para presentar una iniciativa en la que se aborda el derecho al olvido y las nuevas tecnologías. Dentro del espacio de trabajo del Consejo dedicado a las nuevas tecnologías, se avanza entonces en los detalles finales del proyecto para que se aplique el derecho al olvido para los niños, niñas y adolescentes. “Trabajamos también en una plataforma online donde se pueda encontrar información para los chicos acerca de cómo comportarse en las redes sociales, en Internet, Twitter y en las plataformas de juegos online –donde también hay situaciones de acoso–. Se busca que los chicos puedan saber cómo cuidarse y que entiendan la importancia que tienen las cosas que ellos publican en internet”, advierte la presidenta del Consejo y hace referencia a la importancia de comprender que aquello que hoy los chicos pueden publicar a la edad de 15 años de ellos mismos o de otras personas, por ejemplo, va a estar disponible en la Red toda la vida. “Cuando es otro el que pone una imagen que uno no permite, una imagen donde te están vulnerando, donde te están cargando, o una imagen que no es real, considero que debe ser automático el derecho al olvido”, explica la especialista. El escenario cotidiano muestra que el acoso trasciende el espacio real para trasladarse a un espacio virtual, donde el abuso puede repetirse las 24 horas del día. “Es importante construir en este nuevo esquema de las tecnologías, nuevos paradigmas de relación y todo lo relacionado con la seguridad en estas plataformas. Hay que concientizar a los chicos y a los padres sobre la necesidad de no exponerse y de no maltratar al otro”, sostiene.

Cyberbullying

Tagliaferri advierte la relación directa en este escenario del llamado cyberbullying entre los chicos, que es el uso de medios de información online –como redes sociales, blogs, sitios web, entre otros– para subir contenidos difamatorios con el objetivo de acosar a otra persona. Cabe destacar que el ciberbullying es una problemática en pleno ascenso dado que, según un relevamiento llevado a cabo en más de 18.000 personas en 24 países –entre los que se incluyen Argentina, México y Brasil– se concluyó que el 12% de los padres asegura que sus hijos fueron víctimas del cyberbullying. Asimismo se determina que los medios que se usan para el cyberbullying son en un 60% redes sociales, 42% celular o dispositivo móvil, 40% salas de chat, 32% correo electrónico o chat y 32% otros sitios.

“El bullying empieza en la escuela, en el club y continúa en Internet, y ahí es donde los chicos están solos: es entonces donde los adultos deben estar monitoreando”, explica Tagliaferri. En este contexto es que la titular del Consejo se encuentra trabajando con un equipo de especialistas a fin de lograr que no sólo sean los derechos de los adultos los que se hagan valer, sino que también los chicos tengan la posibilidad de pedir al Consejo, sea a través de la línea 112 o mediante otras vías, su protección y el ejercicio del derecho a que sea retirado de Internet aquel material que los daña.


0