FACEBOOK HERRAMIENTA CADA VEZ MÁS USADA EN LAS INVESTIGACIONES PENALES (LACAPITAL.COM.AR)



Delitos contados en la web. Acciones, fotos y dichos de usuarios de la red social aportan en Rosario a ubicar testigos e identificar autores de ilícitos.

La acusación y la defensa definían los últimos detalles para una condena en juicio abreviado. El imputado era un muchacho que en octubre de 2013 había asaltado con un cómplice a un taxista en la zona de Garay y Lima. Ocurrió que el chofer dio un manotazo a un revólver que tenía bajo el asiento y en un forcejeo mató a uno de los jóvenes que lo robaba, Gonzalo Esteban Aguirre. Todo estaba arreglado para imponerle al ladrón sobreviviente una sentencia por robo calificado cuando un empleado de la Fiscalía notó que el hermano del acusado estaba haciendo anuncios inquietantes. Mediante su perfil en Facebook aseguraba conocer la dirección del taxista y estar esperando la definición del acuerdo para ir a buscarlo y tomar venganza.
La situación obligó a la Fiscalía a intervenir, abrir una acción en base a la amenaza insinuada y el acuerdo abreviado estuvo a punto de naufragar. Pero lo que desnuda la anécdota, una de las miles que proliferan, es el modo en que las redes sociales son espacios donde quedan marcadas a menudo referencias sobre conductas delictivas del pasado o del futuro. Y además la medida en que estas se han convertido en verdaderos bancos de datos para las investigaciones penales.
Abiertamente. Este año hubo circunstancias en Rosario que evidenciaron cómo los soportes sociales en la web se usan con pocas precauciones para anunciar acciones abiertamente ilícitas. A mediados de junio trascendió la existencia de un sitio llamado "Venta de Armas Rosario" en Facebook, en el que arreciaban mensajes ofreciendo pistolas y revólveres para ser negociadas, en una cuenta que entonces tenía 647 miembros y que al momento de su difusión pública tenía 13 ofertas publicadas. Acciones delictivas publicitadas por personas que suelen ser rastreables a partir de sus perfiles.
Aspectos difíciles de abordar en una pesquisa penal, como la búsqueda de evidencia y la colecta de testigos, a veces resultan salvables mediante las redes. Hace diez días este diario publicó que podrían ampliarse las imputaciones hacia más personas por la causa del linchamiento que llevó a la muerte a David Moreira, el chico de 18 años linchado tras ser sorprendido robando en barrio Azcuénaga, precisamente por diálogos reveladores captados en usuarios de Facebook. Para definir las imputaciones a las dos personas que están acusadas de homicidio en riña en este caso, ocurrido en marzo de 2014, también fue gravitante un video subido a esa red el año pasado.
Mensajes. Usan las redes para mandar mensajes entre actores del delito y también a los que eventualmente participan de su juzgamiento. En el triple crimen de Villa Moreno fue notorio y hasta el presidente del tribunal, Gustavo Salvador, lo sugirió, en base a la presentación de cargos de los fiscales. Uno de los juzgados, Mauricio Palavecino, actualizaba su perfil de usuario de Facebook. Durante el juicio se mostró en la pantalla destacada de la sala una foto de dos armas de fuego y un comentario agregado por él, que decía: "Las leyes de la calle no son las del tribunal, aquí los jueces brindan la sentencia con fuego".
El 13 de agosto del año pasado dos ladrones asaltaron un local de celulares en San Martín 2304 de Villa Gobernador Gálvez de donde se llevaron equipos y 13 mil pesos. Quince días después perpetraron un hecho similar en San Martín 5450. En el primer hecho los autores quedaron registrados por cámaras. Al ver las imágenes un comisario que luego fue jefe de la División Judicial de Rosario reconoció a Oscar Leonardo Sosa, por haberlo detenido previamente, como uno de los asaltantes. El fiscal de Investigaciones Fernando Dalmau detectó que esa persona utilizaba el perfil público de Facebook con el nombre Oscar Sosa. A partir de allí localizó en la lista de contactos a un usuario que figuraba como Claudio Luján, cuyo rostro era muy similar al segundo asaltante captado en el video del robo. En la ampliación de la base de datos de la Sección Indice General de la Unidad Regional II se supo que se trataba de Claudio Ezequiel Luján. Fue la verificación en Facebook la que permitió conectar a los dos autores y a partir de allí se les impuso condena de tres años de prisión, efectiva en el caso de Sosa y condicional en el de Luján.
Homicida. También gravitó la utilización de Facebook para dar con el autor presunto del crimen de Araceli de Ferroni, de 42 años, a quien mataron en un asalto el 27 de junio de 2014 al llegar en auto a su casa de Alberdi. Fue abordada por dos delincuentes en Zelaya al 1300 frente a su esposo Gerardo, quien pudo ver bien el aspecto del atacante y con datos obtenidos por vecinos llegó al perfil de la red social con un nombre. Al acusado lo apodan "Ronaldinho" y al ver su foto en Facebook el hombre no dudó que era el autor de la muerte su mujer. Ese elemento fue usado por el fiscal de Homicidios Pablo Pinto para acusar al sospechoso. La defensa replicó presentando la foto de otra persona que respondía al mismo apodo y tenía semejanza física con el primero. Pero Gerardo nunca dudó en señalar a quien él ubicaba como autor. Incluso lo reconoció sin dudarlo, lo que le produjo una descompensación emotiva, en una rueda de personas en Tribunales.
En la causa del resonante crimen de Diego Demarre, cometido por venganza un día después del de Claudio "Pájaro" Cantero, la jueza Alejandra Rodenas estableció que Guille Cantero era autor material de la ejecución y que quien manejaba el vehículo desde donde partieron los disparos era Andrés "Gitano" Fernández. Los investigadores tenían el problema de que desconocían el aspecto físico de Fernández. Pero en base a la compulsa de los contactos de Roberto C., que es su cuñado y allegado a Los Monos, dieron con imágenes del sospechado. A partir de allí se trabajó la imputación que derivó en la presentación del Gitano, procesado hace dos meses por el delito mencionado y con prisión preventiva.
Elementos. Acopiar en Facebook elementos de cargo para acusaciones penales es una rutina cada vez más incorporada en las audiencias del actual sistema de enjuiciamiento. Los defensores suelen alegar que la utilización produce equívocos y ligerezas que inducen a confundir personas a veces en base a parecidos físicos o de nombres. También suele decirse que se vulneran derechos por usar datos a menudo confidenciales.
Aval. A propósito de eso tuvo relevancia un fallo conocido en julio pasado de la Cámara Federal de Casación Penal que avaló el uso de fotos en Facebook para detener al sospechoso de un homicidio del portero de un boliche del barrio porteño de San Cristóbal. Según constancias del expediente, a pocas horas del asesinato el dueño de la disco adujo que el homicida era un hombre llamado Walter. Un efectivo policial dijo que un testigo señalaba que en la página de Facebook del boliche buscó el perfil de un tal "Oskarcito Lauti" y que entre sus contactos figuraba el nombre "Walter de Barracas". Al no haber limitaciones para que el contenido de Facebook fuera observado por terceras personas los investigadores accedieron a las fotos y al ver que las características físicas eran semejantes a las del agresor, descripto por testigos, ordenaron su detención.
Eso motivó que la defensa cuestionara la forma en que se identificó a su cliente. Pero los camaristas Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Ana María Figueroa desecharon esos argumentos. El motivo central es que no viola la intimidad del imputado haberlo individualizado por Facebook en tanto la información y la fotografía fueron subidos a su perfil por el titular de la cuenta en modo voluntario, sin disponer de ningún tipo de restricción, lo que permitió que tanto sus seguidores como terceros ajenos pudieran acceder al mismo.
Pedidos oficiales
Hace un año Facebook recibe pedidos de sistemas penales de todo el mundo sobre datos bajo estricto requerimiento judicial. (https://www.facebook.com/records/x/login/) La política de resguardo de confidencialidad impedía habilitar los pero jueces y fiscales acuden ya de manera rutinaria a pedir información sobre fotos y contenidos. Para ello se escanea el pedido del juez y se remite a Irlanda. 
Fecha: 5/10/2015
Fuente: http://www.lacapital.com.ar/policiales/Facebook-herramienta-cada-vez-mas-usada-en-las-investigaciones-penales-20151005-0015.html
0