viernes, 29 de julio de 2016

SE VIENE UNA LEY PARA BUSCADORES DE INTERNET (ABOGADOS.COM.AR)

La responsabilidad de los proveedores de servicios de internet (ISP) y en particular, de los Buscadores de Internet (como Google) y de las Redes Sociales (como Facebook y Twitter) sigue siendo materia de debate en el ámbito doctrinario y jurisprudencial. Mucho se ha escrito sobre el asunto y hasta la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación se ha expedido sobre el tema en el caso de la modelo Belén Rodriguez (sentencia de fecha 28.10.2014 dictada en autos “Rodriguez, Belen c/ Google Inc y otro s/ daños y perjuicios), pero no se ha legislado al respecto.


La doctrina mayoritaria de nuestro país sostiene la necesidad de legislar la materia en forma específica como la propia jurisprudencia a partir del caso “Bandana” (grupo musical ahora de regreso a los teatros porteños) que involucraba a una de sus integrantes: la modelo, actriz y cantante Virginia Da Cunha.


El primer intento de regulación legal fue propiciado por Jorge Capitanich en el año 2006. Luego transcendieron otros proyectos de la mano del ex Senador Jujeño Guillermo Jenefes (2009) como así también del propio Federico Pinedo, cuando revestía el cargo de diputado nacional en el año 2011. Ninguno de estos antecedentes fue considerado como así tampoco otros ensayos como el de Julian Obiglio o Sergio Bergman, presentados en estos últimos años.


La orfandad legislativa Argentina no existe en otros países. En los Estados Unidos el tema ha sido abordado desde hace mucho tiempo como así también en los países de Europa (la legislación española se destaca en el tema) y por la propia Unión Europea que en el mes de mayo aprobó un nuevo Reglamento de Protección de Datos Personales que reconoce expresamente el Derecho al Olvido digital, entre otras cosas.


Ahora bien, el 8 de junio pasado fueron considerados ante la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Senado de la Nación Argentina dos nuevos proyectos de ley presentados por los senadores Federico Pinedo (942/2016) y por Liliana Fellner (S-1865/2015), con la invitación de expertos internacionales.


No es objetivo de este trabajo analizar una problemática tan compleja en este acotado espacio sino más bien destacar ciertos aspectos de los nuevos proyectos en debate con algunas consideraciones personales que vengo  sosteniendo hace años ( ver Tomeo, Fernando “ Nuevo Proyecto de ley para Proveedores de Servicios de Internet, LL 3.5.2015 y “Redes Sociales y Tecnologías 2.0”, Editorial Astrea, 2013/ 2014 pag. 11 y stes).


El nuevo proyecto presentado por Federico Pinedo consta de 7 artículos en los cuales se recogen principios de legislación extranjera y de jurisprudencia local e internacional.


El proyecto es serio y ha sido presentado por un legislador que conoce esta problemática, los alcances del negocio que importa y el mercado que explotan las empresas que prestan servicios en internet.


Pero, a mi entender, el proyecto requiere de ajustes y del tratamiento de algunas cuestiones que no han sido contempladas.


El artículo primero define a los distintos Proveedores de Servicios de Internet incluyendo a los proveedores de servicios de búsqueda.


En particular, en materia de responsabilidad de Buscadores de Internet, el artículo segundo establece que los proveedores de servicios de enlace y búsqueda  no son responsables por contenidos publicados por terceros salvo que tengan conocimiento efectivo de que los contenidos almacenados violan normas legales o derechos de terceros, considerando que el Buscador tiene conocimiento efectivo desde el momento en que es notificado del dictado de alguna resolución judicial que ordene la baja o bloqueo del contenido.


En otras palabras, el proyecto reconoce el principio de responsabilidad subjetiva por dolo o culpa aplicable a los Buscadores y descarta el criterio de responsabilidad objetiva en línea con los argumentos validados por la Corte Suprema en el precedente “Belén Rodriguez” pero omite la consideración de que, tal como la misma Corte Suprema lo sostuvo, en caso de contenidos “manifiestamente ilegales” no se requiere una orden judicial para solicitar la baja de un contenido sino que alcanza con una simple notificación del afectado.


En mi opinión el proyecto debe ajustarse al criterio que sostuvo la Corte Suprema en el precedente Rodriguez que personalmente vengo pregonando varios años antes del dictado de dicha sentencia.


El proyecto de la senadora Fellner se limita a los proveedores de enlace y búsqueda de contenidos alojados en internet que presten servicios en nuestro país (artículo 2) lo que no comprende a la totalidad de los ISP ni en su definición ni en su completa conceptualización, situación que sí contempla el proyecto de Federico Pinedo.


Sin embargo, el proyecto de Fellner reconoce en el artículo quinto el concepto de “contenidos manifiestamente ilegítimos” y los define en el mismo articulado siguiendo el criterio expuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación incluyendo la obligación de los Buscadores de Internet de ofrecer a los usuarios un “buzón de denuncias” para notificar la existencia de contenidos ilegítimos.


Este último mecanismo de denuncias previsto en los artículos 6 y 7 del proyecto aparecen acertados ya que le garantizan al usuario un procedimiento gratuito de denuncia de contenidos ilegítimos, sin necesidad de patrocinio letrado.


Sin perjuicio de ello el proyecto Fellner requiere de precisiones en la regulación de los que denomina “contenidos aparentemene ilegítimos” que exigen un esclarecimiento en sede judicial y que podría mejorarse con la regulación de un mecanismo previo de “notice and take down” similar al previsto por la legislación americana.


Finalmente ninguno de los proyectos ofrece soluciones a temas de suma actualidad como la Responsabilidad de los Intermediarios de internet como Airbnb en caso de daños sufridos por los usuarios de la plataforma, las cláusulas de auto- limitación de responsabilidad que consagran redes sociales como Facebook o plataformas que facilitan el transporte de personas como Uber y el derecho al olvido digital.


Estas consideraciones, entre otras, podrían incluirse en un proyecto unificado y completo que fije reglas de juego claras  para una de las actividades más rentables del planeta, pero el debate continúa.


Autor: Por Fernando Tomeo  *Abogado especialista en tecnologías, datos personales y reputación on line. Autor de “Redes Sociales y Tecnologías 2.0” (Astrea).

Fecha: 26/7/2016
Fuente: http://www.abogados.com.ar/se-viene-una-ley-para-buscadores-de-internet/18557

miércoles, 27 de julio de 2016

PORNOVENGANZA, SEXTORTION Y REPUTACIÓN DIGITAL (MEDIUM.COM)

Los delitos que se cometen a través de medios digitales son los comúnmente denominados delitos informáticos. No son propios de un sector de la sociedad y mucho menos, como el imaginario popular podría inferir, cometidos por delincuentes informaticos, a quienes erroneamente se los identifican como hackers.
La mayoría de los casos que existen sobre porno venganza, solicitud de imágenes y videos bajo amenaza, extorsión o intimidacion, son realizados por personas comunes, sin conocimientos técnicos profundos.
Hoy en día casi todos coincidimos en que la información se ha vuelto uno de los bienes mas valiosos. Reconocerlo es fundamental para darle la entidad que merece, los beneficios que nos puede brindar y las consecuencias que puede llegar a tener en nuestra vida en caso de no tratarla de forma responsable y con el cuidado debido.
Si bien, en la mayoria de las ocasiones esas imagenes son tomadas con el consentimiento de ambas personas, no asi su publicacion. Ahi radica el problema.
Imágenes tomadas en la intimidad de una relacion que luego, por despecho, son difundidas por una de las partes. Una vez que una imagen es subida a internet o compartida a traves de mensajeros, es imposible bajarla. Antes de tomarse una foto uno deberia analizar friamente que consecuencias podria llegar a tener esa imagen a nivel personal o profesional si fuera difundida a traves de medios digitales.
Mucho se habla del derecho al olvido. Ultimamente se esta empezando a discutir sobre el derecho al pasado. Si vivimos en internet y ya es parte indisoluble de nuestra vida, como hacer para que ciertos acontecimientos que todos vivimos, como tomarnos una foto bebiendo alcohol, no pase a formar parte de la zona mas oscura y delesnable que uno puede mostrarle al mundo. El derecho al pasado inevitablemente nos hara mas tolerantes y la frase “uno es lo que Google dice que sos” posiblemente deje de tener la entidad que hoy en dia tiene.
El contenido de indole sexual y subido sin consentimiento causa un perjuicio enorme y daños irreparables a la victima. En Argentina siguen sin haber campañas nacionales de concientizacion sobre la tematica ni oficinas de atencion/orientacion a la victima de delitos informaticos y mucho menos la figura de un defensor del usuario de internet. Todas estas iniciativas son mas que necesarias en un mundo digital.
Por Daniel Monastersky
Miembro del Consejo Asesor
Foro Mundial de Ciberseguridad
Autor: Por Daniel Monastersky*

Fecha: 26/7/2016

Fuente: https://medium.com/@identidadrobada/pornovenganza-sextortion-y-reputaci%C3%B3n-digital-437d88de0bf3#.xdkqr2r0a

CIBERCRIMEN: EL AUGE DE LOS DELITOS DE ACOSO VIRTUAL (LANACION.COM.AR)

Cada vez hay más casos de porno venganza y sextorsión
Benítez Demtschenko: Nunca tomé real dimensión del peligro al que estuve expuesta por este ciberdelito
Benítez Demtschenko: Nunca tomé real dimensión del peligro al que estuve expuesta por este ciberdelito. Foto: Santiago Hafford

"En septiembre de 2012 salía de mi departamento para ir a un almuerzo de trabajo y escuché que alguien me dijo por detrás: «Bebé, qué lindo te queda el azul, por fin te conozco». Me congelé y le pregunté quién era. «Marina, me conocés, soy Sergio», me contestó mientras yo salí corriendo. Ése fue mi primer encuentro cara a cara con uno de los 40 hombres desconocidos que me abordaron durante dos años en la calle. Todos con la misma intención: tener un encuentro sexual conmigo a raíz de una conversación que tuvieron con un perfil en redes sociales que se hacía pasar por mí y les facilitaba fotos mías íntimas", relató Marina Benítez Demtschenko, una abogada de 30 años que vive en la ciudad de La Plata y padeció en carne propia la porno venganza.


Además de este ciberdelito, existe otra modalidad de acoso virtual que prospera en la Argentina.

"Crecen las organizaciones criminales que se dedican a seducir, a pedir imágenes íntimas y luego a extorsionar a su interlocutor con subirlas a la Web a cambio de dinero: esa práctica es conocida como sextorsión", explicó a LA NACION Adrián Acosta, oficial local de Crímenes Digitales de Interpol.

"El mecanismo era siempre el mismo: yo caminaba por la calle, ellos me paraban, me abordaban, me decían siempre lo mismo: «Cómo estás... Al fin te conozco, sos más linda en persona que por foto », y todos conocían mi nombre. Nos cruzábamos cerca de mi estudio o en tribunales, pero mi casa era una zona caliente, porque tenían mi dirección", continuó la abogada Demtschenko. Un día, uno de los hombres que se acercó a ella, le explicó que lo contactó un perfil de Facebook para conversar vía Instant Messenger.

Su ex novio seducía a los hombres con palabras mientras enviaba fotos de Marina desnuda. La víctima se enfrentó a una realidad muy difícil: explicarle a hombres predispuestos a tener sexo con ella que, a pesar de que las fotos eran reales, ella no era quien los cautivaba en la web.

Durante 2012 y 2013, el ex novio de Marina transmitió fotos íntimas que había sacado con su consentimiento durante los siete años de relación. Además, tenía fotos de ella durmiendo o saliendo de la ducha de espaldas, que había capturado a escondidas y difundía.

"Mi ex pareja trabaja en el Ministerio de Seguridad bonaerense y es el único empleado administrativo en el sector de armamento, un área que está reservada para efectivos policiales", agregó Marina. "Hasta que lo pude individualizar a él como artífice del acoso, nunca tome dimensión del peligro al que estuve expuesta, ya que es una persona con acceso a armas", dijo.

"Mi vida había cambiado radicalmente. Iba menos a Tribunales porque también ahí tuve abordajes de personas del Poder Judicial (como jueces y secretarios) convencidos de que habían hablado conmigo en Internet. Mi jefa me llevaba y traía a la oficina y mis hermanos me acompañaban al supermercado cuando salían del trabajo", relató la víctima, quien llegó a considerar mudarse a otra provincia.

"Un jueves, en octubre de 2014, mientras visitaba a mi abuela, un vecino que vivía en el edificio de ella se acercó con el mismo modus operandi que los anteriores. Inmediatamente le expliqué la situación y él me contó que mi ex, a través del perfil falso, le pidió que todos los jueves cuando nos cruzáramos en el ascensor me tape la boca y me viole, asegurando que esa era mi máxima fantasía", expresó Marina, aliviada de no haber sufrido ningún ataque físico a su persona.

Después de este testimonio, el juez de la causa, Pablo Raele, ordenó el allanamiento del departamento del sospechoso, donde secuestraron: tres computadoras, ocho teléfonos celulares, pendrives, 1500 imágenes comprometidas de Marina y almacenadas en los equipos, y un arma sin habilitación. La Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 11 de La Plata. a cargo del fiscal Alvaro Garganta, lleva la causa caratulada como amenazas coactivas.

"Difundir escenas íntimas sin permiso es una seria lesión a la intimidad que merece sanción penal, dado el enorme daño que provocan", explicó a LA NACION Pablo Palazzi, abogado y director del Centro de Tecnología y Sociedad de la Universidad de San Andrés (Cetys). "El caso de Marina es un típico caso de porno venganza, es decir publicar imágenes íntimas para vengarse de una ex pareja por haberlos dejado", continuó.

"Existe un vacío en el Código Penal argentino porque no es delito publicar imágenes íntimas grabadas sin consentimiento del titular. Puede ser extorsión si piden dinero a cambio de no publicar las imágenes, o violación de comunicación electrónica si la imagen está en un correo o mensaje de Whatsapp", agregó.

También aclaró que los casos de porno venganza son delitos informáticos que aun no están legislados en Argentina, pero empresas como Google y Facebook eligieron dar de baja este tipo de fotos ante una denuncia de la víctima.

Bandas organizadas

"Las bandas de sextorsión tienen líderes, reclutadores y agentes. Las agentes buscan a sus víctimas en las redes sociales y se hacen amigos a través de Facebook, donde entablan una conversación que enseguida se torna sexual", comentó el oficial Acosta, de Crímenes Digitales de la Interpol en la Argentina. "Una vez que consiguen la atención de la víctima, le piden conectarse vía Skype para tener sexo virtual, mientras las agentes filman todo. La conversación puede durar como máximo 24 horas", continuó. Una vez que finaliza el chat, la agente explica que filmó todo y extorsiona a su víctima para que deposite un monto de dinero en una cuenta bancaria, de otra manera, amenazan con publicar el contenido en las redes sociales o en YouTube.

"El lugar de trabajo de este tipo de organizaciones es como un call center, donde las agentes son generalmente mujeres y sus víctimas hombres", agregó Acosta.

Inclusive indicó que las bandas organizadas cuentan con tableros de recompensa y a la agente que más dinero consigue recaudar en la semana le dan un premio, una suerte de "el mejor empleado del mes". En la Interpol consideran que es muy difícil llegar a estas organizaciones criminales, porque trabajan desde países africanos donde la legislación es débil, los costos de personal bajo y la legislación en cibercrimen muy endeble. La extorsión tiene un valor promedio de 500 dólares, sin embargo en algunos casos, según la víctima, llegan a los 15.000 dólares

Autor:  Vanesa Listek
Fecha: 24/7/2016
Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1921344-cibercrimen-el-auge-de-los-delitos-de-acoso-virtual

jueves, 21 de julio de 2016

CONDENARON A UN HOMBRE A TRES AÑOS DE PRISIÓN POR HACKEAR LA COMPUTADORA DE UNA ADOLESCENTE Y DISTRIBUIR LAS FOTOS EN LA WEB - AUTOR: CLAUDIO ROSEMBLAT (FISCALES.ORG.AR)

Los hechos ocurrieron en 2012Los jueces homologaron un acuerdo propuesto por el fiscal Carlos Gamallo, en el que Claudio Rosemblat reconoce los hechos, y ordenaron una prohibición de acercamiento respecto de la víctima.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº20 (Federal) condenó a un hombre a tres años de prisión en suspenso por ingresar a la computadora de una adolescente y robarle fotos de índole sexual para luego subirlas a la web. Claudio Rosemblat, de 37 años, reconoció su culpabilidad en el marco de un juicio abreviado propuesto por el fiscal Carlos Gamallo, quién también solicitó que se le imponga una prohibición de acercamiento respecto de la víctima por el tiempo de la condena.
La investigación se había iniciado por un llamado al 911 que realizó la tía de la adolescente cuando se enteró de lo que sucedía con su sobrina. Según acreditaron los jueces Pablo Laufer, Patricia Mallo y Pablo Vega, entre junio y julio de 2012, Rosemblat ingresó a la computadora de la víctima, le sustrajo las fotos y luego la amenazó para conseguir más imágenes. Para los jueces, el hombre cometió los delitos de “acceso indebido a sistemas informáticos de acceso restringido, tenencia y comercialización de representaciones sexuales de menores de 18 años de edad y amenazas coactivas”.
El 14 de julio de ese año, Rosemblat, desde un usuario donde no especificaba su nombre, se contactó mediante mensajería instantánea con la víctima y le aseguró que sus compañeros de colegio y otros chicos le habían pagado para obtener sus fotografías. Automáticamente, la adolescente bloqueó al usuario. Minutos después, y tras haber rechazado varias solicitudes de chat de desconocidos, se le minimizaron todas las ventanas de su computadora y observó que, de fondo de pantalla, había una foto suya. La imagen estaba acompañada por un texto donde el imputado le pedía que lo desbloqueara ya que, sino lo hacía, iba a pasarles esa foto a sus compañeros.
Por esta amenaza, la víctima lo desbloqueó y comenzó a chatear con el ahora condenado, quién le envió varias fotos de ella y de su prima que estaban almacenadas en su computadora y que la víctima nunca le había mandado a nadie. En esa conversación, Rosemblat le exigió encontrarse en algún lugar a cambio de “no divulgar información y fotografías”, ya que según le dijo, le habían ofrecido diez mil pesos por ellas.
Durante varios días, la víctima recibió más mensajes del hombre, que le exigía fotos de contenido erótico bajo la amenaza de publicar las imágenes que ya tenía. Hacia mediados de julio, Rosemblat se comunicó por última vez y le dijo que había vendido por cuatro mil pesos las fotos de su prima.
Los jueces destacaron en su fallo las declaraciones que dieron durante la instrucción la damnificada y su prima (quién también fue hackeada por el imputado). “El relato contundente y preciso de la víctima destacó las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que Rosemblat desarrolló las conductas que la damnificaran” sostuvieron. Con respecto a la prima de la joven, consideraron relevantes sus dichos ya que explicó como actuaba el hombre.
Consideraron, además, de vital importancia que ambas aportaran las datos de las cuentas de mails desde donde eran hostigadas, lo que permitió la intervención de la División de Investigación de Pornografía Infantil de la Provincia de Buenos Aires,quienes identificaron los datos IP. En base a ese informe,  se acreditó que la conexiones pertenecían a un usuario ubicado en el barrio de Floresta.
El juez de instrucción ordenó un allanamiento en el departamento, donde se secuestraron computadoras, discos rígidos y pen drives. Según el peritaje informático, se halló una carpeta con el mail de la víctima donde había fotos con contenido sexual. También se encontraron archivos tipo “malware” (conocidos comúnmente como “Troyanos”) y que fueron utilizados por Rosemblat para entrar a la computadora de la adolescente. Esto confirma el relato que dio la víctima, quién aseguró que nunca envió las fotos y que el ahora condenado había accedido sin su permiso a su computadora.
Además, consta en la causa una conversación donde una persona le informó a Rosemblat como actuar para obtener fotos de la víctima a través del hackeo de su computadora. El informe de División de Investigación de Pornografía Infantil reflejó también que las imágenes adquiridas ilegítimamente fueron subidas a distintos sitios pornográficos.
El fiscal interinamente a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°4, Matías Di Lello,  -quien intervino en la investigación de los hechos- se había opuesto "a que se conceda la suspensión del juicio a prueba". El representante del MPF había considerado que la aplicación de ese instituto "no puede estar desconectada de las circunstancias fácticas del caso concreto, y por ello, cuando se dan determinadas características, por cuestiones de política criminal, el Ministerio Público Fiscal, debe agotar la instancia para lograr una sentencia condenatoria". Di Lello subrayó además que la víctima al momento de los hechos tenía 15 años y que la Argentina "se ha comprometido, entre otras cuestiones, a brindar protección legal a los niños contra las injerencias ilegales en su vida privada".

¿Dónde se pueden denunciar esta clase de delitos?

Todas las comisarías y fiscalías deben recibir la denuncia inmediata por la comisión de cualquier delito informático. También, se reciben denuncias en la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), ubicada en Sarmiento 663, Piso 6, en la Ciudad de Buenos AiresLa UFECI fue creada por la Procuración General de la Nación para enfrentar el fenómeno del cibercrimen de manera articulada con el resto de las áreas del organismo que se dedican a la investigación del crimen organizado.
En este tipo de casos, la unidad a cargo del fiscal Horacio Azzolin aconseja tener instalados en todos los dispositivos antivirus y mantenerlos actualizados. Los programas que buscan causar daño o tomar el control de nuestros equipos cambian permanentemente. Ejecutar las actualizaciones te protege contra las amenazas más recientes.
La UFECI recomienda mantener actualizado el sistema operativo de computadoras, tablets y celulares, ya que permiten que los equipos sean menos vulnerables. Sugiere también tener contraseñas en todos los dispositivos, para evitar el acceso en caso de pérdida o robo.


Fecha: 20/07/2016
Fuente: http://www.fiscales.gob.ar/ciberdelincuencia/condenaron-a-un-hombre-a-tres-anos-de-prision-por-hackear-la-computadora-de-una-adolescente-y-distribuir-las-fotos-en-la-web/

Entradas populares

MI LISTA DE BLOG DE DERECHO INFORMÁTICO

SI QUIEREN PUBLICAR EN LA REVISTA DIGITAL ELDERECHOINFORMATICO.COM ESTOS SON LOS REQUISITOS:

Red Iberoamericana ELDERECHOINFORMATICO.COM
Se encuentra siempre abierto a la comunidad a los interesados en publicar en la próxima edición de la REVISTA DIGITAL ELDERECHOINFORMATICO.COM
Si todavía no conocen la revista, pueden acceder a ver todas las ediciones online (22 números editados) haciendo un click aquí:(http://issuu.com/elderechoinformatico.com )
Y si quieren publicar alguna nota, solo deben enviar un correo electrónico a info@elderechoinformatico.com

con los siguientes requisitos formales:
Formato:
EXTENSIÓN: NO MÁS DE 4/5 HOJAS A4
Fuente Arial 12
Interlineado 1.5
margenes 3 cm Foto de buena resolución del autor y breve resumen de su bio.
Director: Abog.Guillermo M. Zamora

QUIEN ES EL EDITOR DE ESTE BLOG:

La idea de este blog, es poder recopilar noticias, fallos, normativa, anteproyectos, libros, revistas, congresos y jornadas, postgrados, consejos legales, recomendaciones, videos, campañas y cualquier otro tipo de información sobre el Derecho Informático y Nuevas Tecnologías en la República Argentina.

Gonzalo Jeangeorges picture

Soy Abogado matriculado en Rosario (1999) Escribano (2006) Y ahora Mediador (2009) prejudicial (2013).
Mi Estudio Jurídico esta, ubicado en la calle Italia 1607 P.B.de la ciudad de Rosario, donde ejerzo la abogacía.
Me capacité con distintos cursos y jornadas en el Derecho Informático y Nuevas Tecnología, Contratos Informáticos, Delitos Informáticos Ley 26388. Asesoramiento Legal de Páginas Web, Propiedad Intelectual del Software. Protección de Datos Personales en Bases de Datos. Conflictos de Marcas y Nombres de Dominio, Comercio Electrónico e cualquier problema legal en Internet.
Tengo experiencia profesional como Abogado en Sucesiones y Divorcios, Exequatur, Siniestros y Jubilaciones y Pensiones, Cobranzas, Alquileres y Desalojos.
Ofrezco desde el año 2000 mis servicios desde el sitio www.abogadosrosarinos.com  Portal jurídico de Rosario que atiende consultas en línea, gestoría y diligencias.
Y administró un blog donde se recopilán noticias sobre Derecho Informático y Nuevas Tecnologías: http://derechoinformaticoynuevastecnologias.blogspot.com.ar  y tengo experiencia en los siguientes servicios:
- Asesoró legamente Sitio Web en temas de Dominios, Derecho de Autor, Marcas, Registración de Bases de Datos personales, como ser : Cajaforense.com , Dattatec.com , Doing.com.ar , Canalla.com , Dominiofull.com , Regisoft.com.ar , Monseiurjonk.com.ar , Grupophi.com.arm , Accesofree.com , 2studio.com.ar , Elojocreativo.com.ar , Fullciudad.com.ar , Artgraph.com.ar , Neodynamic.com .
- Trabajo Freelance en el diseño de Blog, como los siguientes: http://consejoslegalesweb.blogspot.com Consejos Legales para Páginas Web-Blogs en la Argentina http://auditorialegalweb.blogspot.com Auditoría Legal Web de la Argentina ESTA ES LA FORMA DE CONTACTO CONMIGO: 
Oficina: Zeballos 1973 Piso 6 Oficina 1º Rosario, Provincia de Santa Fe
Tel. (0341) 6795483 
Cel.(0341) 155008328 (Whatsapp)
Fanpage en Facebook: Dr Gonzalo Jeangeorges

FORMULARIO DE CONTACTO C/ABOGADO ESPECIALISTA EN ARGENTINA

foxyform